Home / +ESPECIAL / +VIDEO | Zseremeta: “Diremos que Venezuela no es la muñequita ni la cenicienta”

+VIDEO | Zseremeta: “Diremos que Venezuela no es la muñequita ni la cenicienta”

Miguel Vallenilla – Con más de veinte años dedicados a la dirección técnica en el fútbol femenino, Kenneth Zseremeta arribaba a Venezuela para trabajar con la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) donde posteriormente idearía su proyecto formal para dirigir a la selección Vinotinto. El resultado ha sido la clasificación a dos Mundiales de la FIFA en la categoría Sub-17, en un recorrido de cinco años desde que asumió para el país.

“Uno en esta carrera lo que exige más es la preparación, fui cumpliendo todas las etapas en lo básico y metodológico, y le debo a la vida el tener personas que me han apoyado, como mi madre”, expresó Zseremeta, quien consiguió atracción por el fútbol desde muy pequeño. “Estuve con muchos jugadores profesionales de mi país, jugando en escuelitas, como decir, las fuerzas básicas”, pero “los padres de uno tienen un proyecto de vida desde que uno nace, y Panamá en ese tiempo no veía al deporte como una profesión”. Kenneth se dedicó a estudiar Arquitectura, del cual pudo graduarse, aunque mantenía su gusto por ese deporte que le apasionaba. “En mi colegio de bachiller, el fútbol era la prioridad, como La Salle”, agregó.

Amante del fútbol holandés y alemán, se considera de la escuela de Johan Cruyff y Franz Beckenbauer, y fue en tierras alemanas donde comenzaría a formalizar su gusto por la profesión de director técnico una vez que volvió. “Empiezo como colaborador, y la Federación de Panamá invierte en mi persona, me dan los mejores cursos como en seis años, y doy un pie hacia adelante, solicitado por la Federación Alemana, donde estudié dos años en la Universidad de Colonia. Me recibí como técnico en la categoría tres, y luego retorno como asistente, para después ser técnico de mi país”.

Cuando mira hacia atrás, considera que su generación de profesionales, son los que mantienen a Panamá en el crecimiento que actualmente percibe. “Hoy Panamá está teniendo bastante gloria”, algo que se ha visto constatado en Venezuela, con las buenas actuaciones de jugadores panameños, así como el del mismo estratega. “Por eso digo que mi corazón esta partido luego de que se quebraran las relaciones entre ambos países. Mi corazón llora. Le exhorto al Presidente Nicolás Maduro, y a su homólogo, Henrique Carpiles, que como sucedió en la Guerra Mundial el 25 de diciembre, que hagamos 90 minutos de un alto a la violencia, a los problemas políticos, y sentarnos con un solo color, con la camiseta Vinotinto”.

kenneth_zseremeta_venezuela_femenina_sub17_14032014

Con esta entrega y dedicación por Venezuela, especialmente por lo vivido a la par con la selección femenina, recuerda que “los logros y éxitos son para los atletas. No olvidemos a estas muchachas cuando se acabe el Mundial. Estas niñas no pueden ser extrañas, no se puede volver a las limosnas”. Zseremeta  siempre ha sido defensor de sus dirigidas, y es enfático en las necesidades y adversidades conque ellas han tenido siempre que lidiar. “En los primeros módulos, las muchachas venían desprovistas, no las apoyaron los liceos, desprovistas de artículos importantes. Ellas no son jugadores como Arango, Salomón o Cichero, que pueden tener más de seis pares de zapatos, ellas tienen una sola y cuestan más de Bs. 6.000; y nosotros estamos en la obligación de mantener la actividad, y no abandonarla”.

La selección venezolana tiene un promedio de edad bastante joven (promedio nacidas 98.5), siendo las más chicas, Alexa Castro y Verónica Herrera. Cada una de ellas, como el resto del plantel, fueron descubiertas por una exhaustiva investigación del entrenador que recorría el país. Así logró la clasificación al Mundial de Trinidad y Tobago en el 2010, y de esta misma manera asistirá a la de Costa Rica, pero como campeonas sudamericanas, una evolución que no tiene razones de dudas. “Vamos dignamente a representar a Venezuela. Las jugadoras son heroínas porque no reciben apoyo de ningún tipo. Unámonos para ver esta Copa del Mundo. Le ganamos a Colombia, y eso son pasos de gigantes, con la humildad adecuada”. Kenneth aspira a recibir el respeto necesario por parte de CONMEBOL para futuros torneos. “No queremos que nos regalen pero que no nos quiten. Dejen de armarnos en los grupos difíciles. Colombia, Paraguay y Brasil, no deben estar juntos”.

Por su pasado en Costa Rica, especialmente en la zona de CONCACAF, Zseremeta se encontrará “con muchos entrenadores que me han ayudado, colegas míos. Cuando llegue el juego ante Costa Rica se vivirá un clásico, ya han dicho que vuelve el panameño a Costa Rica. Ellos me conocen y yo los conozco”.  Igualmente, sabe que deberá lidiar con las adversidades que impondrá el mismo torneo. “Nos cambiaron para el Hilton, y era el Barcelo. Estoy en desacuerdo porque nos van a poner a entrenar en su sede Gol, al frente de su federación. No podemos entrenar en el predio de Costa Rica”.

El Mundial está allí, y las ilusiones de las jovencitas y cuerpo técnico bajo la mirada del tricolor nacional. “Al extranjero le diremos que Venezuela no es la muñequita ni la cenicienta, y a Venezuela que esto le pertenece a las diez mil niñas que juegan al fútbol, en cualquier modalidad. Para Venezuela mi agradecimiento, cualquier entrenador quiere estar en un Mundial, sea en cualquier categoría. Me dan ganas de aprender”. Además rescata que “debo agradecer a Rafael Esquivel, Laureano González y Serafin Boutureira, quienes creyeron en este proyecto. Decían que estaba loco, pero parece que todos los locos han aportado”.

Zseremeta, quien afirma que el deporte “es una solución social de mucho de los problemas que tenemos”, reiteró sus palabras a los dirigentes políticos: “Deben sentarse a ver el partido de La Vinotinto, porque ahí están las venezolanas que no tienen partido, sino que creen en el país”.

Scroll To Top