Home / AppGD / Messi sigue inspirado en una dudosa Argentina

Messi sigue inspirado en una dudosa Argentina

maradona_nigeria_argentina_25062014

PORTO ALEGRE, Brasil, 25 jun (Reuters) – Un doblete del delantero Lionel Messi catapultó el miércoles a la selección argentina de fútbol, que derrotó 3-2 a Nigeria, para ganar el Grupo F del Mundial y cerrar su participación en la ronda inicial con puntaje perfecto.

Argentina ganó con goles de Messi a los 3 y 45 minutos, el segundo con un preciso tiro libre, y de Marcos Rojo a los 47.

Con sus conquistas, Messi suma cuatro goles y alcanzó al brasileño Neymar.

“Creo que hicimos un buen partido más allá de los dos goles que recibimos. Esperamos seguir así, mejorando de a poquito”, dijo tras el partido Alejandro Sabella, entrenador de Argentina.

Messi, escogido como el jugador del partido, coincidió con su técnico.

“Creo que mejoramos pese a los dos goles que nos hicieron, ante un equipo que proponía, que quería jugar, que tiene buenos jugadores (…) esperamos seguir en este camino, queremos más”, aseguró el capitán de la “albiceleste”.

Ahmed Musa marcó un doblete para Nigeria a los 4 y 47. El resultado dejó a Argentina con nueve puntos en lo más alto de la zona y al conjunto africano segundo con cuatro y clasificado a octavos gracias a que la ya eliminada Bosnia superó 3-1 a Irán en el otro partido de la zona.

En octavos de final, Argentina se medirá con el segundo del Grupo E, que podría ser Suiza o Ecuador, mientras que Nigeria se encontrará con el ganador de esa zona, que seguramente será Francia.

INICIO A TODO VAPOR

El inicio fue electrizante en el bellísimo estadio Beira-Rio. Javier Mascherano metió un estiletazo preciso para el pique al vacío de Angel Di María. El extremo del Real Madrid sacó el zurdazo, la pelota dio en el palo, pegó en la cabeza del arquero nigeriano tendido en el piso, otra vez dio en el poste y el rebote le quedó servido a Messi.

El astro del Barcelona remató potente a media altura para poner a delirar a los más de 30.000 hinchas argentinos en las gradas.

Así como la apertura del marcador, el empate llegó rapidísimo: a los cuatro minutos Nigeria encontró mal parado al fondo argentino y estampó el 1-1. Michael Babatunde asistió a Ahmed Musa, quien ya en el área hizo pasar de largo a Pablo Zabaleta y clavó un derechazo con comba al segundo palo.

Con un Angel Di María encendido y un mejor circuito entre los atacantes que en los dos partidos previos, el conjunto de Sabella llegó más que su rival africano después de los tempraneros goles, pese a que una vez más sus líneas jugaron demasiado separadas y se expuso al contragolpe del rival.

Messi volvió a mostrar su magia a los 45 minutos con un preciso tiro libre que no encontró resistencia de Vincent Enyeama, el arquero de Nigeria que hace cuatro años le había impedido marcar con una soberbia actuación.

El segundo tiempo arrancó igual de frenético que el primero, pero al revés. A los 47, tras una asistencia involuntaria de un rival, Musa encontró un hueco en la defensa argentina y definió al primer palo de Sergio Romero.

Pero tres minutos después, a la salida de un tiro de esquina, Rojo la empujó con la rodilla al gol para el 3-2 que sería definitivo. El resultado fue el reflejo de la coexistencia de “dos Argentinas”, lapidaria en ataque y poco resistente en defensa.

La “albiceleste” intentó seguir estirando la diferencia, con un Ezequiel Lavezzi, quien reemplazó a los 35 minutos al lesionado Sergio Agüero, inquieto y profundo.

A los 62 minutos, Sabella decidió preservar a Messi, quien dejó su lugar a Ricardo Álvarez. Entonces Argentina se retrasó unos metros y dejó el balón en poder de Nigeria que, sin embargo, no pudo lastimar.

 

Scroll To Top