Home / +ESPECIAL / Juan Arango siempre representó profesionalismo y liderazgo para sus compañeros

Juan Arango siempre representó profesionalismo y liderazgo para sus compañeros

juan_arango_venezuela_panama_08092015_3

Mariann García. –  El 8 de septiembre quedará registrado en la historia del balompié nacional por la despedida del capitán Juan Arango de la Vinotinto. La decisión del aragüeño sorprendió a algunos; sin embargo,  nadie siente que haya quedado en deuda porque entregó 16 años de su vida a sudar la camiseta nacional. A pesar de su timidez, siempre estuvo comprometido con el grupo y mostró su jerarquía en cada minuto que representó a Venezuela.

Han sido muchos los jugadores que compartieron camerino con Arango y en Grada Digital tuvimos la oportunidad de conversar con algunos de ellos sobre las anécdotas que vivieron con el dorsal 18.

Pasar por las distintas categorías de la selección nacional les deja muchas enseñanzas a cada futbolista,  aunque lo que siempre destacan es el poder entablar relaciones con los compañeros. Ricardo David Páez es uno de esos colegas que compartió con Arango desde muy pequeños y nos contó que se conocieron en la sub 17 y desde entonces comenzaron una buena amistad: “Nos concentraron un mes en Río de Janeiro para ser una serie de partidos amistosos y me acuerdo que teníamos muchas competencias en el ping pong y pool. Nos las pasábamos jugando en las noches, esas son las horas de concentraciones donde se van forjando las relaciones”.

La comunicación dentro de la cancha es vital y hay jugadores que se entienden tan bien que hacen ver cualquier jugada complicada como algo sencillo.
“Era un jugador con el que me entendía muy bien. Yo buscaba a los delanteros, pero Juan siempre estaba al borde del área, al saber su potencial era mi segunda opción porque él solucionaba. Recuerdo un partido en Colombia que agarré la pelota, la estaba esperando por delante, pero me la dieron por detrás, busqué a los delanteros; sin embargo, vi a Juan bien situado y él desde muy lejos paró la pelota para posteriormente meterla en el ángulo”, relató Páez sobre aquel tanto que aún nos sorprende cuando lo recordamos en los videos. “Para mí fue (Arango) el gran socio que mejor entendió mi juego en el mediocampo”, prosiguió.

Uno que tiene una muy buena memoria y que también compartió sus historias con el de Maracay fue Jorge “Zurdo” Rojas,  quien echó el tiempo hacia atrás y recordó el día en que ambos debutaron con la Vinotinto: “Fue algo muy esperado por nosotros,  estábamos muy chamos. Ser llamado por la selección de mayores y debutar era el mayor anhelo para nosotros. Juan entró sobre el minuto sesenta por el “Pájaro” Vera y desde el principio empezó a dar destellos de su talento”.

130 encuentros con la selección y 24 goles es el registro que deja el dorsal 18. De esos tantos “Zurdo” destacó dos que pudo celebrar con Juan: “recuerdo el gol ante Bolivia para ganar el juego 2-1, el que hizo ante Chile para ganar nuestro primer partido fuera de casa”.

Si algo demostró el criollo fue su capacidad individual para resolver los partidos y eso lo tiene muy presente Ricardo David, aunque para él más allá de los goles,  lo que realmente dejó Arango fue su profesionalismo. “No es sólo lo que uno deja dentro del campo sino que él desde muy temprano entendió que debía ser profesional. Venimos de la misma generación,  cuando llegamos los buenos ejemplos en el fútbol eran pocos y abundaban los malos.  Él fue uno de esos precursores en cambiar la selección de vicios que nos habían dejado las anteriores generaciones”, puntualizó el ex vinotinto.

El especialista en tiros libres tiene una personalidad un poco reservada, no es de muchas palabras;  sin embargo,  Rojas reconoció que: “El liderazgo él lo transmitía con fútbol y su manera de jugar”. Algo que Páez también lo recalcó: “A pensar de no hablar tanto era un líder por su forma de comportarse dentro y fuera de la cancha”.

Pasan los años y al hacer una radiografía de la historia que ha vivido Venezuela indudablemente sobresale Juan Arango,  nadie lo pone en duda y Jorge Rojas lo llega a catalogar como: “un ángel para la Vinotinto”.

Algunos están tristes porque querían ver un tiempo más a su grandiosa zurda, otros entienden su decisión,  pero lo que todos comparten es el legado de unión, trabajo y profesionalismo que le inculcó a cada una de las generaciones que compartieron con él.

banner_aplicacion_V2_GRADADIGITAL_17102014

Scroll To Top