Home / AppGD / Jhonny Ferreira: “Nos costó reordenarnos bien”

Jhonny Ferreira: “Nos costó reordenarnos bien”

jhonny_ferreira_caracas_carabobo_02112014

Prensa Carabobo FC, Addrix Delgado – El granate se despidió del invicto de 17 encuentros sin conocer la derrota en la actual campaña del balompié criollo, en un duelo que pudo sentenciar el granate estando ganando 0-2 en los primeros 17 minutos, pero que Caracas FC supo darle la vuelta para llevarse el triunfo en el Olímpico de la Universidad Central de Venezuela.

Se estrenaron con gol dos mediocampistas granates. Uno de ellos de corte defensivo, Carlos “Mono” Suárez realizó una de lujo y definió, con calidad y de primera, al segundo poste de Alain Baroja quien no pudo hacer nada para evitar el 0-1 a los 45 segundos de haber iniciado el partido.

El otro es de características creativas, uno de los principales cómplices de los artilleros granates, quien con pases filtrados envía dagas a la zaga rival para romper la línea defensiva y habilitar a sus compañeros para el gol. Diego García, en esta ocasión sirvió un pase para que él pusiera el 0-2 al 17’, tras enviar un balón filtrado a Jesús Quintero quien buscó pegar al arco pero la defensa despejó y con el pelota rifada apareció el joven mediocampista con su dorsal “14” para mover las redes rojas del recinto deportivo.

“No había tenido la oportunidad de marcar, fue una experiencia muy bonita porque era un gol importante, lastimosamente no supimos mantener la ventaja pero agradecido con Dios por volver y darme la oportunidad de hacer gol”, manifestó García, quien venía de cumplir una lesión de 21 días.

“Todo pasó muy rápido, lastimosamente mi compañero sufrió una pequeña lesión y me tocó calentar lo más rápido posible, entré a aportar mi granito y me tocó esa oportunidad que no desaproveché”, acotó el mediocampista.

Por su parte, Jhonny Ferreira evaluó el encuentro ante el Caracas FC y expresó que “fue una derrota dolorosa porque queríamos acercarnos a lo más alto de la tabla en un partido intenso que queríamos ganar”.

Asimismo, indicó que el encuentro fue doloroso por la forma en la que se perdió, ya que “teníamos un partido bastante controlado con el 0-2, nos condicionó muchísimo la salida de Ángel Nieves porque teníamos, tácticamente, controlada las situaciones con lo que se trabajó en la semana, lamentándolo mucho no nos pudimos recomponer después de esa primera sustitución”.

De igual forma, señaló que la responsabilidad de lo ocurrido fue “nuestra del cuerpo técnico”, pues indica y rescata que “los jugadores se entregan al máximo, han hecho un sacrificio enorme por ser el Carabobo que muestra una idea, un estilo claro y contundente, hemos hecho grandísimos partidos y esta no fue la excepción”.

Pese a ir ganando 0-2 en el marcador, con apenas 17 minutos de encuentro, la divisa industrial no logró mantener el resultado por diversos aspectos que se conjugaron para la remontada avileña en el Olímpico.

“Nos costó reordenarnos bien. Cuando Ángel (Nieves) estaba en la cancha y no teníamos la pelota, hacía los relevos para lo que eran las subidas de Carabalí; también tiene mérito Caracas, que modificó sus piezas, generó, empujó, hizo sustituciones y creció en el nivel, pero a nosotros nos costó y nos condicionó los cambios, tener que hacer una sustitución antes del minuto 20. Después la tarjeta amarilla de Gustavo (González) nos condiciona también en el primer tiempo porque nos obliga a cuidarnos de no terminar con 10 futbolistas en cancha, nos condicionó las decisiones que íbamos a tomar en función de poder darle vuelta al partido, quedando amarrados en ese aspecto y lo terminamos pagando caro”, explicó el estratega vinotinto.

“De igual forma, la jugada del penal, que fue un penal claro, termina generando el dos a dos y ese empate nos sentenció en lo anímico y le dio fuerza a Caracas que terminó empujando. Antes del dos a dos no pasábamos peligro en el arco, no hay situaciones en las que Leo Morales terminaba salvando in extremis. Nos llegaban por afuera y tiraban cruces pero sin mayor éxito. A Caracas le iba a costar hacernos un gol de otra manera que no fuese de esa”, prosiguió el técnico industrial.

“Era un partido que, tanto Carabobo como Caracas, sabíamos que el empate nos iba a perjudicar a cualquiera y los dos equipos íbamos a apostar por poder sumar de a tres para acercarnos. El empate era una derrota para ambos y el propio dos a dos en el penal derrotó mucho en el aspecto anímico al equipo”, sentenció con respecto a lo vivido en la tarde-noche dominical.

El cuerpo técnico de la Vinotinto Regional ya trabaja en los aspectos a corregir, pues señalan claramente que “son cosas que tenemos que saber interpretar”. Pues han estructurado una plantilla joven que “tiene que madurar a tiempo porque sabemos que queda camino por delante, este equipo está en un profundo crecimiento a ser un equipo joven y competitivo, no sólo en este torneo que tenemos objetivos cerca, si no que cuidándolo, sabiéndolo sostener y mantener, es un Carabobo para seguir peleando por largo tiempo indistintamente de que esté Jhonny Ferreira aquí al mando o no, hemos hecho cosas importantes para que este Carabobo tenga jugadores y piezas elementales para seguir peleando arriba”, comentó el timonel del granate.

En otro aspecto, el conjunto que hace vida en la ciudad de Valencia, vio desaparecer ese invicto de 17 encuentros, pero esto no preocupa y termina siendo relevante para el equipo estratégico que comanda Ferreira.

“Como siempre lo dije, el invicto es una estadística, la derrota es dolorosa porque nosotros queríamos llegar a 20 puntos y estar más cerca del Deportivo La Guaira que hoy es el líder del torneo, más que pensar en el invicto, nos toca corregir ciertas acciones que en partidos de tanta jerarquía y tanta transcendencia, como el que se jugó y como los que se van a jugar, no podemos cometer los errores que cometimos”, aseveró, pues apunta que la derrota termina llegando por propios errores del granate y no tanto por gestación clara del oponente.

“Caracas se consigue con una jugada aislada, un penal que terminamos regalándole nosotros y luego, en una pelota que pierde el “Mono” en la mitad de la cancha, se genera una contra, pero nace de una perdida de nosotros y no de una gestación de Caracas. Hay que estar tranquilos porque enfrentamos a un rival que tiene que pelear los puestos de arriba y el equipo no se amilanó, y más por errores nuestros termina ganando Caracas que por virtudes de ellos”, remató.

Los carabobeños pasan el trago agrio y piensa en Trujillanos FC, al cual tendrán que enfrentar este miércoles 05 de noviembre, en la ciudad de Valera, en correspondencia con la ida de la Semifinal de Copa Venezuela.

“Hay que sacarse eso rápido, el grupo ya lo internalizó bien, están descansando, recuperando con aquel mal sabor y aquella espinita pero ya pensando en lo que tenemos que pensar, no lo podemos revertir, lo que si podemos es empezar a trabajar en el partido de Trujillanos para tratar de hacer las cosas bien y conseguir un buen resultado que nos pueda dar la posibilidad, en Valencia, de poder estar en la final de la Copa Venezuela”, finalizó.

banner_aplicacion_V2_GRADADIGITAL_17102014

Scroll To Top