Home / +ESPECIAL / ESPECIAL | Nueve años de “El Cucutazo”: el antes y después del Caracas FC

ESPECIAL | Nueve años de “El Cucutazo”: el antes y después del Caracas FC

Miguel Vallenilla – Ya son nueve años de aquel 5 de abril de 2007, cuando el destino -por decisiones de las máximas autoridades- condujera al Caracas FC a medirse ante River Plate de Argentina en el Estadio General Santander de Cúcuta, Colombia.

Era una oportunidad de revancha, de demostración y coraje. Las autoridades del conjunto argentino reclamaron ante Conmebol la falta de condiciones necesarias para disputar un encuentro de Copa Libertadores en el Brígido Iriarte, casa en aquel entonces del equipo ‘Rojo’, que no podía hacer vida en el Olímpico de la UCV por remodelación para la Copa América Venezuela 2007.

El reclamo fue escuchado por los dirigentes de Conmebol, quienes dieron el visto bueno a tal pronunciamiento, y el Caracas tuvo que buscar una nueva casa, fuera de su ciudad. Lo increíble es que no decidieron apostar por el ‘Pachencho’ Romero de Maracaibo, estadio que le ofrecieron al cuadro capitalino, negándose por percibir la falta de apoyo en el hogar de su rival de entonces, el UA Maracaibo.

La decisión fue sorpresiva, y se jugaría cruzando la frontera. Cúcuta sería la ciudad que acogería al Caracas FC, donde iniciaba la primera disputa ante Colo-Colo de Chile, cayendo 0-4 y muchos lamentos. Posteriormente, Noel Sanvicente haría saber que la vuelta en Santiago sería diferente. Con otra actitud, Caracas empataba un juego importantísimo, que se escapó de las manos cuando el árbitro del partido sentenció un penal inexistente y Suazo lo convertiría en gol.

Aquel juego ante Colo-Colo dejaría un saldo de expulsiones tras grescas vividas dentro del estadio. Caracas debía enfrentar a River sin parte de sus mejores jugadores en rendimiento: Luis ‘Pájaro’ Vera, Jorge ‘Zurdo’ Rojas, Iván ‘Champeta’ Velásquez y Edder Pérez. Todo el universo se alineaba para desbarajustar el sueño del club avileño, que inició el torneo sorprendiendo con victorias ante la Liga de Quito, y al mismísimo River Plate en el Monumental.

El Cucutazo
El 4 de abril, día antes del encuentro, gran cantidad de seguidores salieron con rumbo a la ciudad de Cúcuta. El viaje fue largo, y una caravana de autobuses trasladaba a las fervientes gargantas con el ánimo de desquitarse toda la amargura propiciada días previos. Quizás nadie se percataba, pero a partir de ese momento se iniciaba la construcción de un antes y un después.

En la húmeda ciudad, con un gran marco en el estadio, y el respaldo de los cucuteños, se concretaría algo más que un sueño. Y es que fue el canto de gol del ferviente zapatazo de José Manuel Rey, o el sorpresivo doblete de Habynson Escobar, causas de gritos y satisfacción en las tribunas y a lo lejos, en la ciudad capital.

Algunos dicen que ha sido el mejor equipo que ha tenido el Caracas en su formación. Javier Toyo pasaba por un gran momento, ‘Maestrico’ González haría magia en cada terreno, se iniciaba la presencia de Franklin Lucena, mientras que Alejandro Guerra era pieza vital en el esquema del equipo. Como olvidar la garra que ponía Weymar Olivares, y su compatriota Wilson Carpintero, con el grato juego de Escobar ese día tan oportuno. Y desde el fondo, Vizcarrondo mostraba el peso que hoy en día tiene, junto con los polivalentes Leonel Vielma y Andrés Rouga. Además, de la gran jerarquía que mostraba el capitán, José Manuel Rey.

El rival
Ya está más que comentado lo que significa River Plate en Sudamérica y el mundo. El conjunto ‘millonario’ apostó fuerte por la Libertadores 2007, pero quedó eliminado a manos del Caracas FC en la propia fase de grupos.

El director técnico uruguayo, Gerardo Pelusso, fue consultado una vez por el destino de Olimpia, equipo paraguayo que dirigió entre 2011 y 2012, en la Copa Libertadores, si apostarían por buscar la final. Curiosamente, el estratega hizo referencia sobre el “Cucutazo”, respondió que: “estamos en la fase de grupos, y hay que tratar de clasificar. Tengo experiencias que he visto. Hace unos años atrás, River armó un plantel para ganar la Libertadores, invirtió 25 millones de dólares, me costó entenderlo al principio y le hice un seguimiento. Vino Mauro Rosales del Ajax, y se prepararon para ganar la Copa y no clasificó. En el grupo de River clasificó el Caracas de Venezuela”.

Sin duda que este suceso no solo repercutió en nuestro país, sino en grandes partes del mundo. ¿Cómo era posible que el equipo que hizo trabas al conjunto venezolano, que invirtió gran cantidad de dinero para armar un plantel de campeones, cayera eliminado ante el Caracas FC? Pues así se lo creyeron los jugadores rojos y lo lograron.

Franklin Lucena: “Sacamos un poco de orgullo, de cada uno de nosotros”
El jugador de la Selección Nacional, quien defiende actualmente los colores del Once Caldas colombiano, fue el último “sobreviviente” de ese plantel que disputó el encuentro ante River.

En una entrevista realizada hace algunos años, aseguró que recordaba muy bien ese día, me llena de mucha alegría haber logrado un buen resultado en una cancha alterna, luego de la suspensión de cinco jugadores, y conseguimos el triunfo”.

Cuando recordó su participación en el partido, memorizó que la verdad que había hecho un buen primer tiempo, pero el cruce de palabras con este jugador (Víctor Zapata), y el árbitro (Jorge Larrionda) decidió sacarnos, pero el equipo quedó bien, íbamos ya 3 a 1 y seguimos con el mismo resultado, la misma tónica con que se planteó y no fue tan grave mi expulsión, ya que se consiguieron los tres puntos para pasar de fase”.

Para el nacido en Acarigua la clave pasó en “que sacamos un poco de orgullo, de cada uno de nosotros ya que luego del resultado con Colo-Colo, luego que nos suspendieron acá (Caracas), no podíamos jugar en casa con nuestra gente, y todo eso hizo que sacáramos orgullo”.

Lucena cree que luego de esta victoria el futuro del Caracas cambió en positivo, pues se ganó un respeto importante después de ese partido. Ganarle a un equipo como River y con un resultado contundente, muy equilibrado a favor de nosotros, muy bien trabajado y obtuvimos un buen respeto. Creo que Caracas a partir de ahí agarró un envión muy importante”, recalcó.


El presente
El Caracas FC desde ese 5 de abril de 2007, ha logrado pasar solo una vez a los octavos de final, fue en la edición del 2009, cuando consiguió su mejor participación en la Copa. Cambios vividos durante estos nueve años, más que conocidos, tampoco han afectado de sobremanera al equipo.

Un club conformado por muchos jugadores jóvenes, buscan rememorar esas historias logradas por los rojos años anteriores, mientras que en el torneo local siguen siendo protagonistas como tradicionalmente han venido siendo.

Lo más importante, mucha gente se volcó al estadio para conocer a aquellos héroes venezolanos que hacían vida cerca de ellos, en la capital de Venezuela. Hoy en día, el Caracas es acompañado por una gran masa de seguidores, promediando en el torneo local como una de las plazas con más asistencias del fútbol venezolano.

En 2007 se marcó una frase que quedaría en la historia, muy sencilla, pero correcta. Para ser grandes, hay que vencer a los grandes”, diría Noel ‘Chita’ Sanvicente, estratega cinco veces campeón con el Caracas FC, hace nueve años. El equipo capitalino cambió a partir de ese entonces.

FOTOS



Scroll To Top