Home / +ESPECIAL / ESPECIAL | El “Centenariazo”: La Vinotinto y un salto al mapa mundial del fútbol

ESPECIAL | El “Centenariazo”: La Vinotinto y un salto al mapa mundial del fútbol

banner_opcion_comentarios_gd

Miguel Vallenilla – Parece ayer cuando era 31 de marzo de 2004, cuando en Montevideo, un grupo de futbolistas venezolanos se atrevían a competir en la casa del gran bicampeón mundial, Uruguay.

El emblemático estadio Centenario, donde se jugara la primera final de un mundial de fútbol de la FIFA, acogía a dos equipos luchando por las Eliminatorias al Mundial de Alemania. Sí, Venezuela, ese equipo que es fácil de darle un baile, más cuando es enfrentado por poderosos del continente, le tocaba medirse frente a la “celeste”, llena de orgullo, pasión envidiable, pero que por un día se apagó gracias a la voluntad de su rival, nuestros venezolanos.

Eduardo Galeano, escritor uruguayo, nos regalaría fragmentos como “somos porque ganamos. Si perdemos dejamos de ser. La camiseta de la Selección Nacional se ha convertido en el más indudable símbolo de identidad colectiva, y no sólo en los países pobres o pequeños que dependen del fútbol para figurar en el mapa”. Tal cual lo expresa el reconocido escritor, Venezuela destacaba por muchas cosas, menos por el fútbol, y si bien es cierto en el pasado han ocurrido momentos en que el pincel “vinotinto” se expandió por el planeta, dar el batacazo aquel día frente a los “charrúas”, representó el éxtasis social para los seguidores del fútbol, para nosotros los que sufrimos día a día, para aquellos que no sabían de este deporte y a partir de ahí se volcaron a este amor, y para mostrarle al mundo que en Venezuela hay fútbol; claro, a los uruguayos le dejamos el sabor amargo de hacerles saber que sí existimos.

Se jugaría la quinta jornada. Uruguay sorprendía a todos, llegaban con siete puntos y 11 goles a favor y Venezuela cargaba dos victorias que hacían maravillar a los fanáticos. Más de 40.000 personas se volcaron al estadio, a acompañar a su selección, con un conjunto local que saldría a asfixiar a la “vinotinto”, pero Venezuela destacaba por un buen trato de balón y no achicarse frente a los “todo poderosos”.

Llegaría el momento, y Urdaneta sacaría un letal zurdazo para que Munúa observara al balón empalmarse con su red. Sí, estadio mudo, silencio y angustia. Los nervios se trasladaron a los pies de los locales, no se hicieron amigo del balón, mientras que los venezolanos querían adueñarse de ella. También, como es costumbre en nuestra historia, respiramos al ver dos balones estrellarse con el poste, y seguíamos manteniendo la ventaja mínima.

Todos en el país llamamos a familiares, pues había que unirse a esta sorpresa. Yo, quien escribe este texto, veía como en el televisor se transmitía lo que ocurría en el país del fútbol, y como seguramente hacían muchos, sufríamos porque el resultado se mantuviese. Continuando el complemento, Uruguay nos regaló espacios, y se supo aprovechar con la gran potencia de Arango que convertiría tras un buen pase de Héctor “Turbo” González, que se convertiría en la figura de la noche, un gol y una asistencia serían perfectos se escribirían a favor del jugador que en aquel momento defendía los colores del Colón de Santa Fe.

“Esa noche ante Venezuela representó la primera vez en mi vida que quise que un partido terminara cuanto antes. Esa noche fallamos a años y años de historia en ese estadio donde a nadie le era fácil ganar. Resultó una mancha histórica para el fútbol uruguayo”, expresaría al termino del partido Juan Ramón Carrasco, quien en ese momento fuese el técnico de Uruguay.

A partir de ahí, Venezuela saltó por el mapa, todos soñaron, los medios se sumaron, las publicidades invadieron y al final, terminamos nuestra tradicional historia. Octavos en la eliminatorias, pero con el aprendizaje de que no somos menos, y que en nuestra forma de creer, llegarán los resultados, con trabajo, con técnica, con desarrollo e infraestructuras, pero sobre todo con esa pasión, la de creer.

uru_ven_13_30032011 uru_ven_10_30032011

uru_ven_9_30032011 uru_ven_8_30032011

uru_ven_11_30032011 uru_ven_5_30032011

uru_ven_6_30032011 uru_ven_12_30032011

FICHA TÉCNICA
31 de marzo de 2004 – Estadio Centenario, Uruguay, ante 40.000 espectadores
Uruguay 0-3 Venezuela
Goles: Gabriel Urdaneta (19′), Héctor González (67′) y Juan Arango (77′) -VEN-.

Uruguay:
 Gustavo Munúa; Diego López, Gonzalo Sorondo, Darío Rodríguez; Martín Ligüera, Marcelo Sosa, Richard Núñez, Germán Hornos (Wálter Pandiani); Álvaro Recoba, Javier Chevantón (Fernando Correa), Diego Forlán (Carlos Bueno).
DT: Juan Ramón Carrasco
Venezuela: Gilberto Angelucci; José Vallenilla, José Manuel Rey, Alejandro Cichero, Joney Hernández, Leopoldo Jiménez, Luis Vera, Ricardo Páez (Jorge Rojas); Juan Arango (Andreé González); Gabriel Urdaneta (Héctor González) y Alexander Rondón.
DT: Richard Páez

VIDEO DE AQUEL 31 DE MARZO:

JUAN RAMÓN CARRASCO “ES UNA NOCHE MUY AMARGA

RICHARD PÁEZ “LO QUE SUCEDIÓ HOY NO ES UNA ILUSIÓN”

Frases:

“Ellos (los uruguayos) salieron a asfixiarnos, pero en el fondo nos habían subestimado
y el que en Sudamérica nos enfrente así, bajo ese esquema, se equivocará y le
daremos la misma lección que ya los uruguayos sufrieron en Montevideo ante su público”
Richard Páez

“Ahora puedo morir en paz, porque después de lo que ví anoche por televisión,
creo que nadie nos arrebatará la clasificación al Mundial de Alemania”
Gustavo Brito, Ex-Futbolista y Ex-Árbitro

Agradecimientos:
Pablo Varsky (camarógrafo de las escenas vs. Uruguay)
El Nacional (declaración publicadas el 2 de Abril de 2004)
Canal de Youtube: Arcangeldelvino

Artículo actualizado, originalmente escrito en el 2011

banner_aplicacion_V2_GRADADIGITAL_17102014

Scroll To Top